Si queréis, podéis seguir el cuento. Intentad que tenga algo de sentido y continuidad. Y que no sea "La historia interminable 2 ", porfa.Erase una vez dos buenos amigos. Uno se llamaba Orecnis y el otro Zarev . No podían vivir separados. Se ayudaban siempre que era necesario, nunca se habían peleado , siempre estaban pensando en agradarse. Así transcurrían sus vidas, sin nada nuevo que les hiciera cambiar. Pero llegó un día que...
Era de madrugada y una fuerte luz azul invadió la habitación de Orecnis ; se despertó sobresaltado y allí, frente a él había un ser extraño, de color morado y amarillo, de mediana estatura y...¡ sin cara!. Le apuntaba con un artilugio muy extraño del que salía una pequeña luz de color verde. hombrecillo.png


Sin mediar palabra el ser extraño accionó el mecanismo de esa máquina y de ella salieron chispas, luces, humo, sonidos ... nuestro amigo se quedó paralizado y poco a poco fue quedándose dormido....Al día siguiente se sentía un poco raro. Pensó que lo de la noche anterior había sido una pesadilla...pero de repente, miró a su alrededor y.se encontró en una sala blanca y un gato que le sonreía. Le dijo:
-Estás en el pasado.
El gato salió de la habitación y Orecnis fue a perseguirle y se dio cuenta de que tenía la facultad de hacerse invisible.
Al día siguiente era muy pequeño y nadie le veía. Se subió a un coche de juguete y...¡brbrbrbrbrrb! y un unicornio de fuego apareció en un tarro de mantequilla y se fue a la casa de juguetes, un duende se acercó y le dibujó una cosa muy rara y soñó que se comía un gran bocadiiiiiillo que era inmenso.
Se despertó y se fue otra vez en su coche pero se encontró con una muñeca que le decía:
-Tengo a tu amigo Zarev - Orecnis se asustó mucho y empezó a perseguir a la muñeca pero se hizo invisible y se estremeció mucho porque no sabia qué estaba pasando y pensaba en lo que le podría ocurrir a su amigo. A la mañana siguiente cogió toda la ropa de muñecos que tenía y se puso una chaqueta y pintura verde . Estaba en un pasillo y apareció una señora. Orecnis saltó a la falda de la señora pero se dio cuenta de que iba al aseo así que saltó rapidísimo de nuevo al suelo y empezó a pensar. Se preguntaba cómo podría salir de esa casa y se le ocurrió una idea: ¡Saltaría en la colchoneta! y así lo hizo. Orecnis fue corriendo a ver al mago Odotolebas. Y le dijo:
-¿qué puedo hacer para volver a ver a Zarev? Éste le respondió:
- Sal de esta habitación, ve al gran lago y busca en el fondo una llave. Con ella se abre este cofre que contiene lo que la muñeca quiere a cambio de tu amigo. ¡Aquí te estaré esperando!.pero pienso que no podré hacer nada para que salgas de aquí.
Orecnis empezó a pensar en cómo podría salir de aquel lugar. Como podía hacerse invisible, se coló entre la ropa del mago y aprovechó que éste salió hacia la ciudad para hacer una s compras. Una vez allí, Orecnis se dispuso a buscar el gran lago...
-¿Dónde se encontrará? -pensó
En ese momento vio como un viejo autobús se paraba frente a él. En la parte alta se podía leer: "Gran lago". Como no tenía dinero para pagar el billete , se tuvo que volver a hacer invisible y permanecer así hasta el final del trayecto. ¡Por fín llegó! .
-¡Uf! ya no aguantaba más. He ido sentado junto a una señora que llevaba una jaula con un loro que no paraba de hablar .
Alzó la vista y frente a él se extendía un gran lago. ¡No sabía por dónde empezar! Se sentó a pensar pues no podía hacer otra cosa, además empezaba a tener mucha hambre...
En ese momento, del agua, salió un pequeño pececito que le dijo: -Hola, ¿qué te trae por aquí?- Nuestro amigo le explicó toda la historia y el pececito se sintió conmovido, así que decidió ayudarle. Buscó a todos sus amigos y en un momento habían localizado la llave que estaba en el fondo del lago. Nuestro amigo quedó muy agradecido y le prometió volver con Zarev y organizar una fiesta. Se despidió y se puso en marcha de nuevo, rumbo a la casa del mago Odotolebas.
Se presentó al mago y le ofreció la llave.
Con una solemne ceremonia, el mago reunió a todos los habitantes de la ciudad en la plaza principal y, presidiendo los actos, estaba la muñeca malvada: Agima. Sabelotodo puso el cofre en el centro y se dispuso a abrirlo cuando desde lo alto de un árbol alguien, con voz cascada, gritó desesperadamente: ¡NO LO ABRÁIS!, ¡NO LO ABRÁIS!... Todos se volvieron hacia el árbol para ver quién les hablaba pero no lograron ver a nadie... Se volvió a escuchar: ¡No lo abráis, por favor! El mago se acercó al árbol y pudo ver a una pequeña hormiga...
Con extrema precaución, el mago cogió a la hormiga para no hacerle daño. La llevó al centro de la plaza , lugar en el que estaba el cofre esperando ser abierto. Allí, la hormiga, les explicó atropelladamente para no perder tiempo, la historia de la muñeca malvada. Les dijo que lo que el cofre contenía era ni más ni menos que un brebaje para hacer que todas las muñecas y muñecos cobrasen vida y pudieran hacerse los dueños del mundo. En ese momento la muñeca se abalanzó sobre nuestros amigos y les arrebató la llave. Abrió el cofre ..y... al mirar en su interior... Se transformó su cara, se llenó de rabia, ¡en el interior tan solo había un espejo!. Al cogerlo, la muñeca se miró en él y se transformó en un simple juguete. Quedó en el suelo con la mirada perdida, propia de una muñeca de juguete y una sonrisa dibujada en su cara convirtiéndola en adorable... Alguien había cambiado el frasco contenedor del brebaje por un espejo mágico que devolvía a la normalidad todo aquello que de algún modo alguien o algo hubiera cambiado.¡Menos mal! Ahora sólo quedaba dar las gracias al mago, a la hormiga y también quedaba pendiente una fiesta en el Gran Lago con los peces que le habían ayudado.






El mismo cuento con otro final. La historia que viene a continuación, está hecha por las cuatro clases . Comienza como la anterior pero la seguimos en las aulas . De este modo , tenemos dos historias diferentes. Ésta, además la hemos escrito para conmemorar el día del libro este año.
3º B
3º A
4º A
4ºB
CUENTO COLECTIVOErase una vez dos buenos amigos. Uno se llamaba Orecnis y el otro Zarev . No podían vivir separados. Se ayudaban siempre que era necesario, nunca se habían peleado , siempre estaban pensando en agradarse. Así transcurrían sus vidas, sin nada nuevo que les hiciera cambiar. Pero llegó un día que...
Era de madrugada y una fuerte luz azul invadió la habitación de Orecnis ; se despertó sobresaltado y allí, frente a él había un ser extraño, de color morado y amarillo, de mediana estatura y...¡ sin cara!. Le apuntaba con un artilugio muy extraño del que salía una pequeña luz de color verde. Sin mediar palabra el ser extraño accionó el mecanismo de esa máquina y de ella salieron chispas, luces, humo, sonidos ... nuestro amigo se quedó paralizado y poco a poco fue quedándose dormido....Al día siguiente se sentía un poco raro. Pensó que lo de la noche anterior había sido una pesadilla...pero de repente, miró a su alrededor y.se encontró en una sala blanca y un gato que le sonreía. Le dijo:

-Estás en el pasado.
El gato salió de la habitación y Orecnis fue a perseguirle y se dio cuenta de que tenía la facultad de hacerse invisible.
Al día siguiente era muy pequeño y nadie le veía. Se subió a un coche de juguete y...¡brbrbrbrbrrb! y un unicornio de fuego apareció en un tarro de mantequilla y se fue a la casa de juguetes.
Cuando se fue a la casa de los juguetes, había un muñeco en una caja : era un muñeco de muelle y era el rey de los juguetes.
Ocurrió al mismo tiempo que Zarev se ponía enfermo y no sabía por qué y el médico le dijo que para curarse tenía que encontrar a su amigo Orecnis.Zarev se fué a la Casa de los Jueguetes, y allí encontró al Unicornio.El Unicornio lo llevó al pasado y así quiso seguir buscando a Orecnis. Orecnis encontró a su amigo Zarev pero comno Orecnis se había convertido en invisible no había manera de que Zarev lo pudiera ver.
Como Zarev no podía ver a su amigo Orecnis,se le ocurrió una idea. Le dijo al oído algo que ellos dos sabían, su secreto: "Sé que tienes una marca de nacimiento en forma de delfin en tu espalda". Zarev se asustó muchísimo pero también se alegró tanto que empezó a llorar. Orecnis le tranquilizó y los dos amigos volvieron a la Sala Blanca, donde estaba el mago de las Hierbas Mágicas. Oibas, que así se llamaba el mago, les dijo que probando sus cerezas mágicas y unas uvas alucinógenas, que sólo él poseía, podrían descubrir la Puerta Secreta, y así hacer visible a Orecnis.De éste modo, salvaría a Zarev, su leal amigo. Otepser , el Gran Hechicero, les abriría esa puerta y pronunciaría las palabras mágicas para hacerle visible
Gracias a un mapa que le dio el mago Oibás, después de comerse las cerezas mágicas y las uvas alucinógenas, encontraron la Puerta Secreta que les devolvería al presente y haría visible a Orecnis. Pero allí,inamovible, custodiando la Gran Puerta, estaba el gran hechicero Otepser, el de las Palabras Mágicas que les habló de ésta manera :
- Habéis llegado hasta aquí pero nada es fácil.Sólo pronunciaré mis mágicas palabras si lográis salir del laberinto al que conduce ésta puerta, antes de que den las doce. -
Los dos amigos se apresuraron, eran las diez y media,y no había tiempo que perder. Otepser sentenció :
- Si no lográis salir del Laberinto quedaréis para siempre en el pasado convertidos en esclavos del Rey de los Juguetes.
Todo fue inútil, por mas vueltas que dieron, llegaron las doce y no lograron encontrar la salida.
Tristes, resignados, trabajaron y trabajaron duro al servicio de Rey. Orecnis,invisible, no perdía de vista ni un momento a Zarev y constantemente le repetía a su amigo en el oído sus palabras secretas. Así le infundía seguridad y Zarev se tranquilizaba.
Un buen día, en el duro trabajo en las fábricas del Rey, Zarev encontró un frasco con una poción que decía : ¡ Bébeme! . Así lo hicieron, y en un segundo apareció ante ellos el extraño ser morado y amarillo que no tenía cara. Allí, con gesto cruel y amenazante, los cogió fuertemente por los brazos. Orecnis sintió un fuerte tirón y cayó... hacia no sabía donde... estaba desconcertado, casi no podría abrir sus ojos... ¿ dónde se encontraba? ...
- ¡ Orecnis ! ¡hijo! despierta, llegarás tarde al colegio.Mira que tener que sacarte de la cama a tirones ¡todos los días igual, cariño!

FIN


PIRATAS Y ZOMBIES
Erase una vez un pirata llamado Bartolomé que era muy quisquilloso y avaricioso.Los zombies eran más buenos que Bartolomé aunque se comían los cerebros
-¡Qué asco! Aunque los zombies tienen que comer ¡comer! cerebros... ¡NO! ¡FUERA ZOMBIS!- dice Bartolomé y los zombies se enfadan más.
-aaaaaahhhh... (Traducción: ¡FUERA BARTOLOMÉ!)
Después de muchas desavenencias, llegan a un acuerdo y consiguen estar cada uno en su país: El país de los zombies y el país de los piratas.
Bartolomé el pirata tenía una amiga en el país de los zombies , se llamaba Bárbara. La echaba mucho de menos ¡cómo se acordaba de ella! Quería volver a jugar juntos en el lago. Pero los mayores habían levantado un muro que nadie debía atravesar a no ser que fuera estrictamente necesario. Una paloma mensajera les servía para comunicarse...¡socorro los zonbies me tienen! Bartolome llamo a sus piratas y les dijo que miraran la carta y dijeron vamos
a salvarla y todos estuvieron de acuerdo en salvarla.Entonces se fueron al barco y fueron a salvarla
antes de llegar a la isla se encontraron unos zonbies que tamien tenían un barco y enpezaron a luchar los piratas atacaban con cañones